Lamenta rector de la Upaep inseguridad y desinterés de autoridades

** Tras asesinato de un estudiante, junto con su padre, en pozolería

 

 

** Obispo auxiliar oficia misa y dan el último adiós al alumno de Veterinaria

 

 

Andrés Herrera Ruiz

 

Luego de lamentar la inseguridad en que ha caído la ciudad ante el desinterés de las autoridades, el rector de la Upaep, Emilio Baños Ardavín, encabezó un acto religioso en la capilla de la institución para dar el último adiós al estudiante Rafael Alfaro, asesinado junto con su padre en un asalto a su negocio, siendo acompañado por familiares e integrantes de la comunidad universitaria.

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Puebla, Francisco Pozos, ofició una misa, en donde estuvieron presentes Josefina Espino, madre de Rafael y sus hermanos Alejandro y Eduardo, junto al rector, y de Mariano Sánchez, Decano de Ciencias Biológicas, quien se unió a la protesta por el trágico acontecimiento cuando ladrones asaltaron la pozolería Los Ágeles y dieron muerte a padre e hijo.

Francisco Pozos expresó sus condolencias ante el delito que acabó con dos vidas, haciendo votos porque sus familiares soporten el dolor, en tanto que varios de los estudiantes ahí cercanos, manifestaron que esto  es imperdonable, por lo que las autoridades deben de dar con los maleantes y castigarlos de acuerdo a la ley, “pero que no quede impune este asesinato”.

De esta manera, se le dio el último adiós a Rafael y a su padre, lo que consternó a la comunidad universitaria el día de ayer.

Lo que ahora va a buscar la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, es apoyar a los dos hermanos de Rafael, ya que de acuerdo a lo que dio a conocer Mariano Sánchez, ambos podrán incorporarse con todas las facilidades a la institución.

Hay que recordar que a raíz de estos dos asesinatos, el rector Baños Ardavín señaló que la comunidad universitaria de la UPAEP manifiesta su indignación y preocupación por la escalada de inseguridad y violencia que vive nuestra ciudad y nuestro Estado.

En un mensaje dirigido al gobernador José Antonio Gali Fayad y al edil Luis Banck, expuso que los ciudadanos viven todos los días una situación de creciente incertidumbre en donde no sólo se preocupan por el quebranto o pérdida de su patrimonio, sino incluso de su propia vida y la de sus seres queridos.

Asimismo, que en los últimos meses varios miembros de esta comunidad universitaria y de la sociedad han sido víctimas de hechos delictivos con un grado de violencia cada vez mayor.

Por lo que pidió a estos niveles de gobierno que estos asesinatos no queden en la impunidad.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl