UN POCO DE PROSPECTIVA

Manuel Sánchez Pontón

 

Ante la imposibilidad, por razones de horario, escribimos esto al mediodía y el resultado provisional de la elección de gobernador del Estado de México se conocería hasta las diez de la noche, nos conformamos con hacer un pequeño ejercicio de prospectiva, que es la ciencia que tiene por objeto el estudio de las cosas técnicas, científicas, económicas y sociales que aceleran la evolución del mundo y la previsión de las situaciones que de ella se derivan. En palabras más rudimentarias, es la observación y estudio de lo acontecido para poder sacar conclusiones de lo que puede venir después.

Las elecciones del Estado de México, celebradas ayer, podrían estar destinadas a cambiar el rumbo de la historia de nuestro país. Esto obedece a varios factores:

1.-La elección del Edomex se lleva a cabo sexenalmente, un año antes de la elección presidencial y sirve como termómetro para medir cómo andas las fuerzas de cada  partido.

2.-El Estado de México es el que tiene el mayor número de electores, alrededor de dos millones y esto le da relevancia a su proceso electoral.

3.-En el caso actual, el Presidente de la República es originario y ex gobernador del Estado de México y, una derrota en su tierra significaría un bajo nivel de popularidad tanto del presidente como de su partido. Si el PRI, partido del presidente, pierde, significaría una derrota para ambos y una caída muy fuerte que quizá llevaría a ambos a un derrumbe en el 2018.

4.-Si ganara la candidata de Morena, Delfina Gómez, entonces este partido quedaría colocado en el primer lugar de posibilidades de triunfo en la elección presidencial.

De paso, significaría que las denuncias de corrupción que se vertieron durante la campaña contra la candidata de Morena, no pesaron mucho en el ánimo de los votantes, que a la hora buena votaron por ella. Morena se convertiría ya en el casi seguro triunfador en la elección presidencial del año próximo.

Otra cosa que revela la elección de ayer es la posibilidad de que las elecciones no sólo del año próximo sino de algunos más, se llevaría a cabo ya entre dos fuerzas: PRI, por ser el partido tradicional y mejor organizado, y el emergente Morena, que va cobrando cada vez más fuerza entre la ciudadanía.

Los otros partidos, como el PRD, el PAN, etc., difícilmente podrían sobrevivir al no alcanzar el mínimo de votos necesarios para seguir compitiendo.

Algo desalentador es que, de acuerdo con los primeros datos hubo mucho abstencionismo. Esto quiere decir que muchos electores no quedaron convencidos por ningún partido o candidato y decidieron mantenerse ajenos al proceso electoral.

Ya en la próxima entrega será posible opinar sobre lo sucedido ayer no sólo en Edomex sino también en Coahuila, Nayarit y Veracruz.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl