Automatización gana terreno en manufactura y agricultura, dicen en la Ibero

** En el futuro, los artefactos tecnológicos requerirán de un mínimo de inteligencia para poder intercomunicarse

 

 

El Dr. Raúl Rojas González, uno de los científicos mexicanos más conocidos a nivel mundial en el campo de la computación y la mecatrónica, visitó la Universidad Iberoamericana Puebla para presentar la conferencia The first computers. Tras la exposición de su texto, del mismo nombre, en la Feria del Libro en Puebla.

El investigador en sistemas inteligentes, durante su ponencia explicó la historia de la computación, sus fases, y los distintos paradigmas que han surgido a partir de la creación de las primeras computadoras.

Rojas González apuntó que todo comenzó alrededor de 1936, cuando las máquinas Hollerith, los analizadores diferenciales y las calculadoras decimales fueron inventadas para cumplir con funciones específicas.

También argumentó que durante 1942, ocurrió un segundo arranque de la computación con la Atanasoff-Berry, la famosa ENIAC (máquina decimal militar) y las computadoras mecánicas binarias. Posteriormente, en los años sesenta surgieron los mainframes(aparatos con transistores), que diez años después dieron paso a las minicomputadoras.

El académico de la Universidad Libre de Berlín manifestó que para los años ochenta, las PCs innovaron gracias a los microprocesadores y los chips en los cuales se podía guardar toda la información, para más tarde dar pie, en los años noventa, a las redes con las cuales las computadoras personales podían mantenerse intercomunicadas.

A su vez, el dos veces campeón mundial de robótica, explicó los tres conceptos principales con los cuales la economía de la computación ha ido evolucionando. El primero de ellos,empuje tecnológico, que alude a la producción de algo que nadie necesita.

El segundo en cuestión es el denominado jalón de la demanda, que ocurre cuando la gente compra ese algo, se difunde esa falsa necesidad, y posteriormente todo el mundo quiere tener el producto.

Lo anterior da como resultado una economía de red, la cual funciona cuando todos intercambian información sin necesidad de mantener una interacción física. El mejor ejemplo es el internet, el cual está cambiando todo el tiempo.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl