Huachicol, síntoma de la fragmentación social

** “El Triángulo Rojo” es únicamente la punta del iceberg: Maestro González Candia

 

Alejandra Corona Flores

 

Para el Maestro Jorge Atilano González Candia, coordinador del libro “Reconstrucción del Tejido Social, Una Apuesta por la Paz”, el problema del robo de combustible a Pemex o también llamado huachicol, en el “Triángulo Rojo”, es solo “la punta del Iceberg” de un problema social; es decir, es un síntoma de toda una fragmentación social que se está dando en la región y país; pero cada institución tiene que asumir su responsabilidad y se tiene que dar una respuesta sistemática, no específica.

Luego de que la Universidad Iberoamericana Puebla y el Centro de Participación y Difusión Universitaria a través de la IBERO TV, presentó la novena temporada de la serie televisiva Diálogos con la Realidad, la cual en esta edición lleva por nombre “Reconstrucción del Tejido Social”, el integrante de la Compañía de Jesús en México explicó que en su estudio se ve que ya se perdieron las narrativas vinculantes.

Abundó, actualmente las nuevas narrativas son la personal o el fracaso o el miedo y eso provoca, a la larga, desconfianza y dificultad para que las poblaciones se pongan  de acuerdo.

En ese contexto, se le preguntó al académico jesuita sobre cómo se podría recomponer el tejido social en el denominado “Triángulo Rojo”, más cuando los menores ya están siendo utilizados como “halcones” y reciben dinero de la delincuencia organizada, aclarando que este problema no es de los jóvenes que de la noche a la mañana se hicieron malos y empezaron a delinquir, “eso es una visión muy simplista”, esto es más “estructural”, más “sistemático”, porque en la ordeña de ductos hay más conflictos, y citó: El robo, la corrupción, la falta de trabajo, la desintegración familiar.

Desde su perspectiva, los Presidentes Municipales, los actores políticos, económicos, sociales, así como la iglesia, los Maestros se tienen que sentar con la población y les tienen que ayudar a entender que es lo que está pasando, porque el robo de hidrocarburo solo es “la punta del Iceberg” de un problema social que se tiene y un síntoma de toda una fragmentación social que se está dando en la región y país.

Sin embargo, consideró que cada institución tiene que asumir su responsabilidad para hacer estos procesos de re vinculación; es decir, las autoridades municipales, los docentes, los sacerdotes, los padres de familia, las organizaciones sociales.

“Tenemos que ponernos de acuerdo para dar una respuesta sistemática y atender de raíz el problema, porque ahorita está este fenómeno, pero después será otro, en un año el robo de otra cosa, luego la violencia de otro tipo”, resaltó.

Finalmente insistió que no podemos tener una visión específica sino una mirada más amplia para entender las causas y atenderlas desde raíz.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl