EL CANIBALISMO SE APODERA DE LOS PARTIDOS

Miguel Ángel García Muñoz

 

 

Siempre ha existido.

Se comen unos a otros cuando se trata de conveniencias; de pelear posiciones electorales; Todos desconfían de todos.

Está sucediendo en MORENA, donde los de mayor influencia le cierran las puertas a quienes consideran peligrosos.

No han ganado nada todavía como para exhibir su egoísmo y ambición desmedida.

En el PRD, la división es increíble.

Creo que existen más tribus que militantes.

Por lo que toca al PRI, pareciera que dejó de existir.

El estira y afloja por las candidaturas es evidente.

Sus aspirantes, al mismo tiempo que se promocionan, avientan navajazos para destrozar a sus potenciales rivales.

En el PAN algunos pasean su fama negra por los corrillos políticos blanquiazules de la capital del país, Partido al que se afiliaron después de cometer múltiples traiciones que bautizaron como pragmatismo.

Pero no forman parte del PAN tradicional, sino del arribista que quiere las siglas para hacer candidato a su jefe.

Son muchos, pero citaremos a unos cuantos.

Es un puñado de barajas que se localiza perfectamente en la familia morenovallista.

Patricia Leal Islas, conocida como la desleal, es una Diputada neófita que sirvió y sirve al flamante Embajador de México en Costa Rica, pero ya se inclina por lo que diga el morenovallismo, incluyendo jugarle al “mapache” electoral, como hizo recientemente en Nayarit; Juan Pablo Piña Kurczyn, el Diputado federal, famoso por su cabezas de cochino que utilizó como ejemplo para aclarar el asesinato del niño de Chalchihuapan, José Luis Tlehuatle; Jorge Aguilar Chedraui, el legislador local que dice que a nadie conviene que se diga que hay inseguridad en Puebla, a pesar de que se ha incrementado en un 40 por ciento el número se asesinatos, secuestros, robos, asaltos y ejecuciones.Son apenas un referente de algunos ejemplares de la pandilla que hace y deshace en Puebla.

Todos con fuero, nada les preocupa.

Han hecho de la impunidad un reinado.

Por supuesto que Rafael Moreno Valle Rosas es el jefe de la pandilla, amo de la corrupción y el constructor de la Puebla de grandes contrastes, con la riqueza acumulada en unas cuantas manos y la desgracia de 4 millones 200 mil pobres y hambrientos, que representan el 64 por ciento de la población del Estado.

Juan Pablo Piña Kurczyn, el Abogado leguleyo, amante de la amenaza y títere del titiritero que ha hecho de la entidad un botín para delincuentes, se le ve desenfadado en la tribuna del Congreso de la Unión cada vez que le conceden la palabra.

Todos fueron priistas.

Se hicieron de fortuna agarrados del PRI.

En el PRI se volvieron decentes, regresando ahora a la indecencia de la que nunca debieron salir.

Así como traicionaron al tricolor, a sus convicciones, a sus ideas, a los que dijeron amigos, lo mismo harán con Moreno Valle.

El Gobernador neopanista lo intuye, por eso los utiliza al máximo hasta que comprenda que es hora de prescindir de sus servicios.

Rafael verá correr a las ratas por la cubierta de su barco de la ilusión buscando un hoyo por donde escapar. Es la hora de escrudiñar otro lugar para asentar su nido.

directorabcd_reflexiones@yahoo.com.mx

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl