Geraldine González critica a comuna de Tehuacán por basura e inseguridad

** Pero ante inseguridad y altas tarifas del agua en Puebla guarda silencio

 

 

Andrés Herrera Ruiz

 

La inseguridad y el basurero en que está convertida la ciudad de Tehuacán es objeto de que el Congreso del Estado haga un llamado a la autoridad municipal para que garantice la protección de la ciudadanía y no se incurra en el linchamiento de personas y cumpla la recolección de residuos sólidos que llevan varios días en acumularse en calles de dicho lugar con amenazas a la salud.

En Tehuacán, denunció la diputada Geraldine González, hasta hace unos días, la empresa “Olimpia” se encargaba del servicio de limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos. Sin embargo, recientemente el Ayuntamiento optó por prestar el servicio de manera directa a través del Organismo Operador del Servicio de Limpia de Tehuacán, quien destinó para el efecto 7 camiones compactadores.

Ante la insuficiencia y deficiencia que impera, la molestia de la ciudadanía no se hizo esperar. Las acciones asumidas por el municipio han sido torpes e inadecuadas, ya que es inconcebible prestar el servicio mencionado a más de 350 mil habitantes sin estrategia y de forma limitada.

Varias fueron las versiones manejadas para justificar el término del contrato con la empresa en cita. Sin embargo, de acuerdo a un comunicado de aquella, se sabe que la razón es un adeudo por más de cuarenta millones de pesos, situación que requiere de explicación.

En Tehuacán –indicó- impera el desorden y la incertidumbre. El funcionamiento tropezado de sus autoridades, las deficiencias en materia de rendición de cuentas, así como la problemática generada por la ineficiencia en los servicios públicos, han obligado a la ciudadanía a levantar la voz y exigir resultados.

Apenas en el mes de diciembre de dos mil dieciséis, esta Soberanía tuvo a bien aprobar la resolución del Procedimiento Administrativo de Determinación de Responsabilidades correspondiente a la autoridad municipal, resultando en su destitución, así como en la inhabilitación por 12 años, entre otras sanciones.

La inseguridad es otro de los rubros que azotan al municipio. El secuestro, la extorsión, el robo y asalto, las ejecuciones e incluso los casos de feminicidio, tienen en jaque a la ciudadanía, orillándola a pasar, en el caso más extremo, de víctimas a victimarios, tal y como ocurrió con el reciente linchamiento de un presunto delincuente, concluyó.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl