Tres hombres y una mujer implicados en el trágico asalto a Pozolería Los Ángeles

Luis Enrique Quintero/ Colaborador

 

Aun cuando sólo dos participaron directamente, en total son tres hombres y una mujer los presuntamente implicados en el trágico asalto a la Pozolería Los Ángeles, de la colonia Amor el pasado 27 de mayo, con saldo de dos comensales muertos; uno de ellos el joven estudiante de la UPAEP. El cuarteto del mal ya está tras las rejas y la sociedad poblana exige la pena máxima.

Las víctimas fatales fueron: Rafael Alfaro Rodríguez y su hijo Rafael Alfaro Espino, de 56 y 24 años de edad, quienes se opusieron al robo y estuvieron a punto de lograrlo, pero uno de los rufianes accionó su poderosa arma y mató a los dos frente a un buen número de clientes que fueron presas del pánico.

Al medio día de ayer la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública Municipal que encabeza Manuel Alonso García, ofrecieron una conferencia de prensa en la que fueron exhibidos los cuatro criminales que fueron detenidos por elementos de la policía municipal la tarde del viernes pasado. Ellos son: Bulmaro, Iván, Luis Alberto y Gabriela.

 

EFICACIA POLICIAL

Los peligrosos delincuentes asaltaron, fuertemente armados, por lo menos doce establecimientos comerciales, principalmente negocios de comida ubicados en diferentes puntos de la ciudad y a los que acuden clientes de regular y buen poder adquisitivo; es decir, a los que se les puede robar algo que valga la pena. El viernes cometieron su último asalto, al Restaurante D´ Marco, en el que la policía municipal, bajo la dirección de Manuel Alonso, logró detenerlos

Entre los comercios asaltados figuran: Restaurante Rosy, Las Campanas, Pozolería Matamoros, Cocina Las Hadas, Tlayudas Oaxaqueñas Mi Tierra Oaxaqueña (en dos ocasiones), Pozolería Los Angeles (donde se cometió el doble homicidio) y finalmente el asalto del viernes pasado al Restaurante D´Marco, durante el que fueron detenidos.

 

DOBLE HOMICIDIO

Hay que recordar que la noche del 27 de mayo, Rafael Alfaro Rodríguez y su hijo Rafael Alfaro Espino se encontraban cenando en la pozolería Los Ángeles de la colonia Amor; en la que al menos dos ladrones irrumpieron para apoderarse del dinero de la caja y de las pertenencias de la clientela.

Por desgracia, el joven estudiante de la UPAEP se opuso y provocó que los maleantes les dispararan a él y  a su progenitor. El universitario falleció en el lugar de los hechos y padre murió cuando era atendido en la Beneficencia Española.

Durante la conferencia de prensa de este lunes se mostraron fotografías en las que se observa como el alumno de la UPAEP forcejea con uno de los asaltantes que no iba armado, al cual le da un botellazo y prácticamente lo sometió, mientras su padre se lanzaba contra el otro que si iba armado y quien hizo los disparos que finalmente fueron fatales.(luigi_poli@hotmail.com)

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl