Cámara de Diputados pide a Gali informe sobre parque en Amalucan

** Sería un ecocidio construir en una reserva ecológica

 

 

 

** No solo son  montículos de tierra, es una zona de recarga de los mantos acuíferos y hábitat de numerosas especies de flora y fauna endémica

 

 

Andrés Herrera Ruiz

 

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) llevó hasta el Congreso de la Unión, la destrucción del patrimonio natural del Cerro de Amalucan bajo el argumento del gobierno estatal de construir un parque, pero también edificar desarrollos inmobiliarios o fraccionamientos habitacionales, medida que representaría un ecocidio hacia un área protegida de Puebla.

La diputada Xitlálic Ceja, solicitó al gobierno poblano de José Antoni Gali Fayad, presente ante esta Comisión Permanente del Congreso de la Unión, un informe pormenorizado en relación al proyecto “Construcción del parque del Cerro de Amalucan en el municipio de Puebla”, en el que precise las licitaciones realizadas, los montos aprobados, los tiempos de ejecución y análisis de impacto ambiental, por probables repercusiones negativas medioambientales al área natural protegida.

Señaló que el Cerro de Amalucan tiene una importancia histórica invaluable para el estado de Puebla, prueba de ello es su sistema preclásico de distribución de aguas y los vestigios arqueológicos encontrados y avalados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, por ello, está registrada como zona arqueológica en el Catálogo de Sitios Arqueológicos en el estado de Puebla.

En las faldas del cerro, se encuentra la “Hacienda de Amalucan”, que fue base operativa militar para los franceses antes y después del enfrentamiento del 5 de mayo de 1862, debido a ello es parte de la historia nacional, de nuestra identidad como mexicanos y del triunfo que obtuvimos ante ejércitos extranjeros como la artillería francesa.

Aunado a esta relevancia –agregó la legisladora en la sesión de ayer-, está su valor “ecológico y medioambiental”, ya que constituye uno de los principales pulmones de oxígeno de la capital del estado de Puebla. Por este motivo, el pasado mes de octubre diversos habitantes de colonias conurbadas y personal de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial realizaron diversas acciones de reforestación; el objetivo es claro y compartido: preservar, acrecentar y cuidar este tesoro histórico, cultural, arqueológico y natural.

Durante esa jornada, se plantaron por lo menos dos mil 500 árboles que contribuirán a proteger este espacio, y resarcirá problemáticas de la zona como tala de árboles inmoderada y sobreexplotación, erosión y degradación del suelo.

De acuerdo con el informe de “Áreas Naturales Protegidas de México con Decretos Estatales” de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el Instituto Nacional de Ecología y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, el Cerro de Amalucan es una Reserva Ecológica.

La administración estatal 2011- 2017 en el estado de Puebla reconoció su relevancia en la “Estrategia para la conservación y uso sustentable de la biodiversidad del Estado de Puebla”, en la que proponía esquemas de conservación, atención a las amenazas a la biodiversidad, fomento a la cultura ambiental y líneas de acción para consolidar políticas entre los sectores público- privado y social.

“Pese a esta declaratoria de reserva ecológica y contrario a nuestro derecho humano al medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar, el gobierno del estado de Puebla pretende gastar por lo menos 290 millones de pesos en construir espejos de agua, un auditorio y juegos infantiles. Además, de acuerdo con diversos medios informativos, también se pretende edificar desarrollos inmobiliarios o fraccionamientos habitacionales, medida que representaría un ecocidio hacia un área protegida”, enfatizó.

Otra anomalía identificada y expuesta a través de denuncias públicas por habitantes de la región es la falta de transparencia, ya que las autoridades no han informado o socializado el proyecto por lo que se desconoce los tiempos de ejecución de obra, los contratos y montos pactados, además de los beneficios esperados.

Mencionó que el Cerro de Amalucan no es solo montículos de tierra, es una zona de recarga de los mantos acuíferos, es el hábitat de numerosas especies de flora y fauna endémica y poblaciones migratorias. Atentar contra este espacio fundamental en la generación de oxígeno, es comprometer de manera negativa y vulnerar el pleno desarrollo de nuestras próximas generaciones.

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl