QUE TRUMP DEVUELVA TERRITORIO

 

Manuel Sánchez Pontón

 

Es un hecho indubitable que el actual presidente de los Estados Unidos siente un odio no jarocho sino africano contra México. Si pudiera desaparecer del mapa a este atribulado país lo hubiera hecho desde el mismo día en que tomó posesión, el 20 de enero del año pasado.

¿Por qué ese odio enfermizo contra México? Él lo explicó en los discursos de su campaña política, en 2016. Trump no quiere a México porque de aquí se envía a Estados Unidos a toda la población sobrante. Y si bien ésta aporta, en su mayoría, grandes servicios al mayor desarrollo económico de la principal potencia del mundo, también tiene, en efecto, una minoría de narcotraficantes, drogadictos y delincuentes de todas clases. Ahí, la mayoría de mexicanos que buscan trabajo bien pagado, aunque sea semejante a los de los esclavos, paga por las porquerías de unos cuantos maleantes que ponen el nombre de México por los suelos.

Trump es racista, y ya sabe lo que le costó a su país admitir a cientos de miles de africanos, en los siglos XIX y XX, y ve con mirada de odio la llegada de millones de mexicanos que también, una vez allá, se siguen reproduciendo con furia.

Otra cosa que no le gusta a Trump, y por eso le urge levantar  un muro fronterizo de 3,200 kilómetros que costaría alrededor de 20 mil millones de pesos, es que delincuentes de los que tanto abundan en México, están dedicados a llevar miles y miles de toneladas de drogas, -especialmente mariguana-, heroína así como productos sintéticos de laboratorio, a su país. Esto les deja utilidades de entre 15 mil y 20 mil millones de dólares al año, lo que enriquece a tales facinerosos y también ayuda a la economía de México por la entrada de divisas.

Los muros en todo el mundo siempre se han construido con un propósito defensivo, como la muralla china, los sistemas defensivos en Campeche, México contra los piratas ingleses y de otras nacionalidades. Así pues, el muro de Trump sería altamente defensivo contra braceros y contra drogas.

Si Trump, que es un hombre prepotente y bravucón, quiere construir dicha obra fronteriza defensiva, sólo el congreso estadunidense podría impedírselo. Pero hay otro obstáculo para que ese rapaz empresario encaramado en la presidencia de su país gracias al apoyo que le prestó Rusia, otra de las grandes potencias militares de la actualidad, junto con China. La suma requerida para levantar “la muralla yanqui” es estratosférica: alrededor de 20 mil millones de dólares, como ya se ha dicho. Y ni el congreso ni el pueblo yanquis estaría dispuestos a seguir los planes de un loco. Porque, aunque muchos no lo crean, en yanquilandia hay todavía millones de pobres que esperan que el gobierno los ayude a salir de su mala situación en vez de gastar en obras que sólo servirían para humillar más a México. Ya Trump calificó de “loco” al presidente mexicano Enrique Peña Nieto cuando éste le dijo que México no pagaría, como lo quiere Trump, el costo de dicha obra.

Lo único cierto es que el magnate yanqui que ahora gobierna los Estados Unidos trata a México con el mayor desprecio, humillación a un grado increíble, porque quiere que este país soporte dicha humillación y que todavía pague el valor del muro.

Y esto, por mucho que México esté caído en desgracia, con una economía tambaleante, no puede ser posible. Si el loco Trump quiere su barrera, que la pague su país porque es el que promueve dicha obra y, en caso de construirla,  lo hará dentro de su territorio y no en el de México.

En eso debemos estar unidos todos los mexicanos y nuestro gobierno. El que quiere un muro celeste, que le cueste. Y no que pretenda seguir abusando de México como lo hizo desde 1947, cuando lo despojó por la fuerza de dos terceras partes de su territorio (2 millones 400 mil kilómetros cuadrados.

En vez de andar dando de patadas a México, que le devuelva todo el territorio que su país robó a México en el siglo XIX. No es justo ver lo pequeño olvidándose de lo más grande.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl