JUICIO DE RESOLUCION EXCLUSIVA DE FONDO

 

SERGIO HERRERA VAZQUEZ /RENOVACIÓN

 

Conforme a lo establecido en los artículos 58-16 al 58-29 de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo, el “Juicio de Resolución Exclusiva de Fondo”, es  un juicio optativo, se tramita a petición del actor y versa únicamente sobre la impugnación de resoluciones definitivas que deriven del ejercicio de las facultades de comprobación a que se refiere el artículo 42, fracciones II, III o IX del Código Fiscal de la Federación y la cuantía del asunto sea mayor a doscientas veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), elevada al año, vigente al momento de emisión de la resolución combatida.

En tal sentido, el demandante sólo podrá́ hacer valer conceptos de impugnación que tengan por objeto resolver “exclusivamente” sobre el fondo de la controversia que se plantea, sin que obste para ello que la resolución que se controvierta se encuentre motivada en el incumplimiento total o parcial de requisitos exclusivamente formales o de procedimiento establecidos en las disposiciones jurídicas aplicables; siempre que el demandante acredite que no se produjo omisión en el pago de contribuciones.

Con tales premisas el Magistrado Instructor determinará la procedencia del juicio considerando de sobre manera que, si los conceptos de impugnación planteados en la demanda incluyen argumentos de forma o de procedimiento, éstos se tendrán por no formulados y sólo se atenderán a los argumentos que versen sobre el fondo de la controversia.

Es así que este tipo de juicio, al soslayar las violaciones procedimentales, que en su caso son violaciones a los derechos humanos, dan lugar de manera irremediable a la acotación de las defensas de los particulares, por lo que su “única utilidad” para promoverlo, es el ahorro en no garantizar el interés fiscal.

Tal como lo sentenció Séneca que “justicia retardada es injusticia”, se debe evidenciar que, no basta con que los juzgadores se desempeñen con independencia e imparcialidad, sino que se deben conducir con los procesos y pronunciar sus resoluciones con la oportunidad debida, por lo que las vías actuales de este juicio, causan incertidumbre sobre la procedencia de alguna de estas, lo cual evidentemente no otorga certidumbre jurídica a los particulares, ni se da la celeridad requerida para la impartición de justicia.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl