Puebla industrial

 

** La Ciudad de Puebla es la cuarta ciudad más poblada del país, y pese a su tamaño, no concentra niveles de producción equiparables a los de las ciudades de México, de Guadalajara y de Monterrey

 

 

Conurbaciones/ Eduardo Gómez Gómez

 

La Ciudad de Puebla se extiende más allá de los límites político-administrativos que delimitan territorialmente el Municipio de Puebla. La mancha urbana de hecho alcanza a algunos municipios de Tlaxcala, y se ha extendido sensiblemente hacia el norte, el oriente, el poniente y el surponiente. Hacia el sur, las características del terreno han formado una barrera natural, pues de otra forma, también se habría seguido la expansión en esa carrera especulativa derivada de la inversión inmobiliaria, que se desarrolló en los últimos 35 años.

Las tasas de crecimiento poblacional de algunos de los municipios que rodean a la ciudad llevaron a que la población que tenían esos municipios en 1990 se duplicara para 2000 o se triplicara para 2008, o que se multiplicara por cuatro para 2015, todo ello en relación con 1990.

El Municipio de Puebla mismo no ha reportado tal ritmo de crecimiento en ese periodo, pero sí lo hicieron, con sus propias características, Cuautlancingo, Amozoc, San Pedro Cholula y San Andrés Cholula.

Aunque la mayoría de la población que reside en la mancha urbana trabaja en actividades del sector terciario, relacionadas con la comercialización de productos y servicios tanto privados como públicos, la mayor contribución de valor de la producción de la región se origina en la actividad industrial.

De esta forma, aunque existe evidencia para expresar que la Ciudad de Puebla es una ciudad predominantemente orientada a los servicios, también es pertinente indicar que el valor de esos servicios no se corresponde con la proporción de la población que se emplea en esas actividades.

En cambio, con menos del 25% de la población ocupada dedicada a actividades industriales, en la industria aún se produce más del 50% del valor de la Producción Bruta Total de la Ciudad de Puebla (considerando dentro de esta delimitación a la producción industrial de Cuautlancingo, que es ya parte de la mancha urbana cuyo centro es la capital del estado). Esto con base en datos reportados por Inegi en los Censos económicos.

En este sentido, la actividad industrial es la principal fuente del valor de la producción de la ciudad, y de ahí se derivan las actividades complementarias y los servicios.

La Ciudad de Puebla es la cuarta ciudad más poblada del país, y pese a su tamaño, no concentra niveles de producción equiparables a los de las ciudades de México, de Guadalajara y de Monterrey. En esos centros urbanos, además de una fuerte presencia industrial, también es factible encontrar núcleos de servicios relacionados con el establecimiento de corporativos o de servicios de apoyo y estímulo a la industria, tales como logística, diseño y desarrollo de productos, estrategias de negocios, etc.

Pese a que Puebla ha crecido significativamente en cuanto a número de habitantes, y que es un polo de atracción de población de los municipios periféricos, e incluso de población de otros estados (o países, como Estados Unidos y Alemania), no ha logrado concentrar actividades industriales ni servicios diversificados entre los que son llamados de alto valor agregado.

Es cierto que se cuenta con la planta armadora de Volkswagen, y que hace unos años se inició el desarrollo de un nuevo clúster industrial con centro en la planta armadora de Audi en San José Chiapa, que está a poco menos de una hora por autopista y Periférico.Pero la industria establecida en realidad orbita en función de las necesidades de la industria automotriz. Eventualmente, algunas de las industrias que proveen a VW también son subcontratistas de otras armadoras en Morelos o Guanajuato, por ejemplo, pero su actividad no es diversificada y está sujeta a los vaivenes de esa industria.

¿Qué se requiere para diversificar y/o sortear los vaivenes de la industria automotriz en una ciudad cuyos principales núcleos industriales perdieron terreno como consecuencia de las inercias proteccionistas y la apertura comercial? La industria textil, por ejemplo, se hundió y dejó paso a maquiladoras, incluso en la misma Ciudad de Puebla.

¿Cuál es la política (pública y privada) para estimular el desarrollo y despliegue de la producción industrial y aumentar el nivel de productividad en los servicios?

eduardo.gomez@hablemosdemetropolis.com

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl