Día de las madres

El jueves próximo en México celebraremos el Día de la Madre. En el arte el tema de la madre ha sido abordado muchísimas veces, tanto escritores como compositores tienen sus puntos de vista. Juan Gabriel es autor de un tema muy sentido en México, Amor eterno; Los Alegres de Terán también cantaron a la madre; en especial, a mí me gustan y conmueven Amor de madre y Adiós madre querida.

Por supuesto que el tema es vasto y variado, hay películas, poemas, cuentos y novelas. En este espacio, elegimos a Serrat, Silvio, Lennon, Mercury y Camus para tratarlo.

Serrat con Soneto a mamá, recuerda los olores infantiles en el hogar, y le dice que no la ha olvidado, que si no regresa es porque ha extraviado el camino.

El cubano Silvio Rodríguez le canta a la madre patria y a la madre revolución y finaliza con esta frase: en tu día, tus muchachos barren minas en Vietnam.

John Lennon, luego de un doloroso tañido de campanas, hace un reproche al abandono de sus padres. Tanto quise decirte, le dice a ella. Yo te necesité, tú nunca me necesitaste, le reclama a él.

Y sin embargo, clama: Madre, no te vayas; papá regresa a casa.

Y si hablamos de Queen, de Freddie Mercury, en Rapsodia Bohemia le dice: hubiera deseado no haber nacido nunca, no quise hacerte llorar, he tirado la vida a la basura, olvídame y continúa tu vida. He matado a un hombre. ¿Es esto la vida o sólo una fantasía?, soy solo unchico de una familia pobre.

 

Mamá, la vida acababa de empezar,

pero ahora me he vuelto loco y la he tirado a la basura.

Mamá, no quise hacerte llorar…

mi hora ha llegado…

no quiero morir,

de vez en cuando desearía no haber nacido nunca.

 

 

Albert Camus comienza la novela El Extranjero con la muerte de la madre de Mersault, un argelino que será condenado, no por el homicidio de un hombre al que ha matado a balazos, sino por su comportamiento en el velorio de su madre.

De lo publicado aquí, yo me quedaría con el Soneto a mamá de Serrat:

 

No es que no vuelva porque me he olvidado

De tu olor a tomillo y a cocina.

Es que perdí el camino de regreso, mamá.

 

Serafín Vázquez

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl