Atentados en iglesias de Indonesia dejan 10 muertos y 41 heridos

Yakarta. Al menos diez personas han muerto, entre ellas un terrorista suicida, y otras 41 han resultado heridas en tres atentados con explosivos contra iglesias cristianas ocurridos hoy en la ciudad indonesia de Surabaya, según fuentes de la policía.

El portavoz de la policía de la provincia de Java Oriental, Frans Barung Mengera, confirmó a Efe que las bombas estallaron la mañana de ayer durante la misa del domingo con poco tiempo de diferencia y entre los heridos se encuentras dos policías.

La primera de las explosiones tuvo lugar en la iglesia católica Santa María, donde murieron cuatro personas incluido el autor del ataque en la isla de Java, en el oeste de Indonesia.

Imágenes de un vídeo compartido en las redes sociales muestran una motocicleta en la entrada de la iglesia de Santa María e instantes después ocurre una explosión en el interior del edificio.

A continuación hubo explosiones en la iglesia protestante de la calle Diponegoro, donde murieron dos personas, y después en la iglesia pentecostal de la calle Arjuno, donde hubo otras dos víctimas mortales.

La novena víctima murió al llegar a un hospital de la ciudad indonesia, la segunda más grande del archipiélago, mientras que las autoridades no han precisado dónde murió la décima persona.

Además el equipo de desactivación de artefactos explosivos de la Policía Nacional neutralizó una bomba en el exterior de la iglesia en Diponegoro.

Imágenes en televisión muestran centenares de efectivos de la policía y la unidad antiterrorista indonesia en el exterior de los diferentes centros religiosos, donde se ven motocicletas y automóviles calcinados y cristales rotos.

El director de la Agencia de Inteligencia del Estado, Wawan Hadi Purwanto, dijo al canal MetroTV que uno de los autores podría ser una mujer y piensan que un grupo armado yihadista está detrás del ataque.

El suceso tiene lugar después de que el martes pasado un grupo de prisioneros matase a cinco policías durante un motín con rehenes en una prisión de máxima seguridad al sur de Yakarta que duró cerca de 36 horas y en el que murió también uno de los reos, un convicto terrorista.

Indonesia, un país de mayoría musulmana donde el 88 por ciento de los más de 260 millones de habitantes practican el islam, establece la máxima alerta las semanas antes del ramadán, que comienza dentro de dos días, porque son fechas elegidas por yihadistas para cometer atentados.

El país asiático ha sufrido varios atentados yihadistas, entre ellos el perpetrado en la turística isla de Bali en 2002, que causó 202 muertos.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl