Empresas Gaya e ICA, sospechosas de asesinar a 4 activistas ambientales

***Entre 14 de mayo y 1 de junio, dos ejecutados

 

Luis Enrique Quintero/ Colaborador

 

Voraces empresas, entre ellas “Gaya” e “ICA”, vivo ejemplo del “capitalismo salvaje”, figuran como principales sospechosas de la autoría intelectual de los asesinatos de activistas ambientales en la sierra norte poblana; van cuatro en los meses recientes y en los últimos años.

Esta es una denuncia pública de los compañeros de los hoy occisos que se oponían a que estas compañías, respaldadas por el gobierno, se adueñen de sus tierras y sus aguas y, lo peor, que las contaminen y acaben con esos valiosos recursos para la ilegal construcción de hidroeléctricas contra las que se  opone el pueblo de varias comunidades de esa zona de la entidad.

Los activistas asesinados son: Manuel Gaspar Rodríguez, Antonio Esteban Cruz, Fulmencio Solís y Adrián Tehuilit, cuyos homicidios siguen hundidos en la impunidad, junto con muchos casos más que el gobierno no ha sido capaz de aclarar.

El caso más reciente ha sido el de Adrián Tihuilit, defensor de los bienes comunales de San Juan Tahictic, comunidad que se ha opuesto a la construcción de la hidroeléctrica “Gaya”, en las aguas del río Apulco, quien fue encontrado muerto por un disparo en la cabeza, el 1 de junio de este año.

Adrián es el segundo líder de los movimientos opositores a los llamados “proyectos de muerte” en la Sierra Norte de Puebla que es asesinado en las últimas semanas, pues unos días antes, el 14 de mayo, fue encontrado sin vida el también activista Manuel Gaspar Rodríguez, quien encabezó movimientos contra diversos proyectos en Cuetzalan.

El cadáver de Tihuilit fue localizado en una zanja en el municipio de Zacapoaxtla, por familiares y amigos que lo buscaron luego de que el defensor desapareció tres días antes (29 de mayo) cuando salió de su casa y ya no regresó.

Desde 2013, Adrián demandaba que la región fuera declarada “libre de megaproyectos de muerte” y se preservaran las áreas protegidas por la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural.

Los familiares de las víctimas relatan al reportero que el 15 de junio también fue asesinado Manuel Gaspar Rodríguez, dirigente del Movimiento Indígena Obrero Campesino, quien era uno de los principales opositores a los proyectos hidroeléctricos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la zona de Cuetzalan.

Gaspar Martínez fue acuchillado dentro de un hotel en la cabecera municipal de Chignautla, luego de participar en un foro de denuncia sobre el robo del agua del que son objeto los pueblos de la zona Sierra Norte del Estado de Puebla. Además, era perseguido por la Procuraduría General de la República (PGR) por una orden de aprehensión derivada de delitos inexistentes, lo que muestra la gravedad de la complicidad entre empresas y autoridades.

Los opositores a la hidroeléctrica “Gaya” acusan que esta sería la quinta hidroeléctrica que pretende instalarse en las aguas del río Apulco, pues la empresa “ICA” (Ingenieros Civiles Asociados) tiene el proyecto de hacer cuatro embalses o diques conocidos como CONDE, DIEGO, BOCA y ANA, por lo que auguran que las afectaciones se multiplicarán y el daño será muy grave para los pueblos de la sierra norte a la que no le llega la justicia.(luigi_poli@hotmail.com)

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl