EL JUEGO DE LOS PRESIDENTES

Miguel Ángel García Muñoz

 

Le va a los Cardenales de San Luis; festeja que vendrán algunos juegos de grandes ligas a Monterrey; se enfunda el uniforme, la gorra y los “spikes” para practicar el llamado rey de los deportes, en el afán de relajarse después de tanta presión. Y dice que impulsará el beisbol en todos sus niveles.

Más allá de la política, esta es una de las pasiones de Andrés Manuel López Obrador, que no sólo juega con pericia, sino que conoce y sabe los conductos para introducirlo en las venas de los mexicanos, aún de aquellos que no le hacen mucho caso, prefiriendo el fútbol.

El único ex Presidente que fortaleció el beisbol y asistía a diferentes estadios a ver a las Águilas del Veracruz o específicamente al Parque Delta, donde jugaban los Diablos Rojos del México, fue Adolfo Ruiz Cortines.

¿Pero, cuáles han sido los pasatiempos deportivos de los ex Presidentes?

EL TODAVÍA PRESIDENTE Constitucional, Enrique Peña Nieto, fue visto varias veces en carreras de maratón. Participó en la carrera Molino del Rey, donde recorrió una distancia de 10 kilómetros en un tiempo de 54:08 minutos, acompañado del jefe del Estado Mayor Presidencial, General Roberto Miranda. Pero también es sabido que le gusta jugar golf con Emilio Gamboa Patrón, quien le invita frecuentemente al club Chapultepec; su vínculo deportivo se extiende al hermano del mandatario, Arturo Peña Nieto, quien también ha jugado con el hijo del legislador, Pablo Emilio Gamboa Miner.

EL EX PRESIDENTE Felipe Calderón Hinojosa, participó en la carrera Gran Fondo Reto Maya de 175 kilómetros, un reto, sin duda. También demostró su gusto por correr durante sus giras de trabajo. Fue aplaudido durante su carrera por el malecón en Veracruz.

Otro ex Presidente que gustaba de correr en Chapultepec fue Vicente Fox. Todavía se recuerda su participación en el Circuito llamado La Milla. Eso sí, fue de las pocas ocasiones en que no calzó las botas vaqueras.

ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN, fue otro de los mandatarios que demostraron su gusto por la práctica del deporte. Corría, pero también ejercitaba el ciclismo y buceo.

El ENTONCES PRESIDENTE Carlos Salinas de Gortari y su hermano mayor Raúl, solían correr. Tomaron  parte en el maratón que se organizó en Agualeguas, Nuevo León,  acompañados de Carlos Emiliano, hijo del mandatario y Luis Donaldo Colosio Murrieta, el sonorense que vive en la conciencia de los mexicanos.

DE MIGUEL DE LA MADRID HURTADO no hay antecedentes de alguna práctica deportiva, aunque le gustaba el fútbol. Gozó y sufrió durante la inauguración de México 86, porque fue abucheado por su falta de sensibilidad durante el terremoto de 1985, pero se sintió feliz cuando entregó el trofeo a Diego Armando Maradona, que acreditaba campeón a la Selección de Argentina.

JOSÉ LÓPEZ PORTILLO, amaba practicar el tenis; incluso mandó a construir una cancha dentro de la residencia oficial de Los Pinos.

LUIS ECHEVERRÍA ÁLVAREZ, tampoco dejó testimonio de su práctica de algún deporte en especial.

EL EX PRESIDENTE GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, jugó de joven al basquetbol, ganando un campeonato estatal con su equipo “Cronos” de Puebla. Gustavo Díaz Ordaz Borja, su hijo, dice que en parte de las memorias de su padre cita que mientras estaba en México lo que le gustaba era ir a jugar golf. “Fue un deporte que le gustó mucho; jugaba unas cuatro o cinco veces por semana; no iba los fines de semana porque estaba lleno. En los cinco campos que había en esa época, había sido nombrado socio vitalicio, por eso me regaló la membresía de socio del Churubusco”.

ADOLFO LÓPEZ MATEOS, le fascinaba la caminaba. Incluso le apodaron “El Guatemala”, porque cuando tenía 18 años caminó de México hasta el país centroamericano.

ADOLFO RUIZ CORRTINES, fue considerado un ferviente aficionado al beisbol e impulsor, pero adoraba jugar dominó, del que era un experto, en los portales de Veracruz.

MANUEL ÁVILA CAMACHO, practicó el tiro y la equitación. A él se le debe la construcción del Hipódromo de las Américas.

Los conocedores de la práctica deportiva de los hombres del gobierno, consideran que los políticos aman EL GOLF porque el campo les brinda un espacio de relajación, concentración y toma de decisiones.

“EN MÉXICO es considerado un deporte de élite; ojalá esa idea cambiara para dejar de satanizar esta actividad como exclusiva de ricos.

“En Estados Unidos, Presidentes y funcionarios públicos lo juegan abiertamente, porque es mucho más accesible.

Ejemplo: si hay un político que a diario corre cinco kilómetros, la gente lo ve bien; pero si juega golf, entonces no”.

No se preocupen, vienen los tiempos de la fiebre beisbolera, al menos en México.

directorabcd_reflexiones@yahoo.com.mx

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl