EL DE HOY, FALLO AMAÑADO

Manuel Sánchez Pontón

 

Es cuestión de horas para que el tribunal estatal electoral emita su fallo sobre todas las impugnaciones relacionadas con la elección del 1 de julio para gobernador del estado de Puebla, durante la que se cometió un escandaloso fraude para favorecer a la señora Martha Erika Alonso de Moreno Valle, del PAN, y perjudicar al auténtico ganador Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato del partido Morena.

El día de ayer, a través de las diferentes redes sociales, Barbosa se dirigió a la ciudadanía poblana para informar que, de acuerdo con la ley electoral que rige en nuestro estado, hoy miércoles 10 de octubre se vence el plazo legal para que el tribunal electoral local emita su resolución.

Pero esto será un mero trámite, un fallo amañado, dado el sometimiento, a los intereses del morenovallismo, de los tres magistrados del tribunal electoral de Puebla quienes darán como vencedora a Martha Erika Alonso. Sin embargo, afirma Luis Miguel Barbosa, estamos listos para llevar todas las impugnaciones a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE), que anulará la elección y convocará a una nueva.

Fue descarada la manipulación de los paquetes electorales que estuvieron a la entera disposición de funcionarios electorales que operaron bajo las órdenes de Rafael Moreno Valle quien busca mantenerse en el poder durante 14 años: 6 cuando fue gobernador, 2 de un “incondicional” y 6 más a través de su esposa y abanderada del PAN.

El candidato que verdaderamente ganó la elección, Luis Miguel Barbosa, respaldado firmemente por la dirigencia nacional de su partido (Morena) que preside la aguerrida Yeidckol Polensky, impugnara la elección y exigirá la reposición de la votación.

Para nadie es un secreto que el Estado de Puebla se convirtió en el patito feo de los comicios federales, considerados como los más violentos del país en los tiempos modernos, con 31 homicidios y 113 agresiones contra servidores públicos y candidatos entre el 8 de septiembre y el domingo primero de julio.

Expertos en materia electoral, ven la posibilidad de la anulación y la convocatoria de un proceso extraordinario, pues la impugnación se basa en el rebase de topes de gastos de campaña; inequidad en la cobertura de los medios de comunicación; además de una larga lista de irregularidades y agresiones graves antes y durante la votación, que tiene que ver con homicidios, robo de urnas, balaceras en las casillas, compra de sufragios, golpes a funcionarios de casillas y la instalación de laboratorios donde supuestamente se practicó la alquimia electoral.

Ante este descarado fraude electoral, los ciudadanos poblanos se están movilizando en defensa de su voto y para el próximo domingo 14 del presente, diversas organizaciones anuncian una megamarcha que partirá de “la estrella de Puebla”, en la zona de Angelópolis, a las 10 de la mañana, para dirigirse la sede electoral en Puebla, en demanda que anule la elección y se convoque a una nueva.

Otra demanda es la renuncia de investigación de los presidentes del Instituto Electoral del Estado, Jacinto Herrera y del Tribunal Electoral del Estado, Fernando Chevalier, principales cabecillas del escandaloso fraude electoral del 1 de julio. Por lo pronto, el único destino para estos vivales es ya “el basurero de la historia”, veremos qué pasa.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl