Llama rector de la Upaep a atender fenómeno de la migración

** ¿Desde qué lógica se estira o se le pide a una persona, a una comunidad, a un país ir un paso más allá en aspectos de generosidad para poder acoger y acompañar a migrantes?

 

 

Andrés Herrera Ruiz

 

 

El rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UAPEP), Emilio Baños Ardavín, calificó de urgente atender el fenómeno de la migración, aunque consideró es un entramado social en donde mucho tiene que ver la cualidad de las interacciones entre las personas.

“Esto nos lleva a un planteamiento más complejo, ¿cómo es que se integra? ¿cómo se le da la bienvenida a estos fenómenos migratorios o en su caso, qué límites se ponen?”, puntualizó.

Dijo que es importante analizar desde qué lógica se estira o se le pide a una persona, a una comunidad, a un país, a una región un ir un paso más allá en aspectos de generosidad, de solidaridad, de humanidad, de mínimos elementos de carácter salubres para poder acoger y acompañar. Y qué supone esto para la comunidad migrante y también para la comunidad que recibe a esas personas.

En el marco del Segundo Congreso Internacional de Emprendimiento y Migración de Retorno”, organizado por el Posgrado en Planeación Estratégica y Dirección de Tecnología, en coordinación con la Facultad de Ciencias Políticas y el Centro de Investigación e Inteligencia Económica (CIIE) de la UPAEP, agregó que el fenómeno migratorio es un asunto en el que la humanidad constantemente busca encontrar un mejor estadio de felicidad y si nos referimos a dicho fenómeno, este es el impulsor principal para que las familias de diferentes partes del mundo busquen un lugar en donde no solo les dé mayor felicidad, sino que encuentren la tranquilidad que buscan para normalizar su vida y alcanzar sus aspiraciones más básicas o pretender un desarrollo mayor, buscar las posibilidades de despliegue de los talentos quizá más edificantes.

Apuntó que la cuestión de la felicidad viene por preguntarnos ¿Qué es de nuestra vida? ¿Para qué trabajamos? ¿Para qué formamos una familia? ¿Por qué nos apostamos por la educación de los hijos? ¿Por qué apostamos por un proyecto educativo? Y la pregunta al final nos lleva precisamente a este tipo de cuestiones que suponen un afán de trascendencia, pero de nuevo al atender estos fenómenos migratorios y entender que en nuestra dinámica social no nos manejamos solos, nadie está aquí por su propio pie y nadie se puede entender sin la interacción con los otros.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl