OTRA VEZ LOS “NIÑOS CANTORES”

Miguel Ángel García Muñoz

 

El desplegado que apareció ayer en el diario Reforma, en el que anuncian legisladores de MORENA que podrían pedir la desaparición de Poderes en Puebla, es soslayado y hasta objeto de mofa de los “Niños Cantores” del morenovallismo. Su encomienda, evidente, es contrarrestar con ataques y descalificaciones lo que sucede en la Cámara local, olvidando que antes aplaudían excesos y aberraciones que hoy se exhiben en toda su dimensión en el Congreso de la Unión.

Cuando el panismo de Rafael Moreno Valle dominaba la escena a placer, la servidumbre dijo a todo que sí, guardando en el baúl la decencia y la vergüenza que, para su desgracia, pudrió el moho.

La advertencia de 22 legisladores morenistas de pedir al Senado de la República la desaparición de Poderes en Puebla, la han querido minimizar y asientan en sus columnas que no se puede, que es una exageración.

Bueno, su pretensión de mostrarse duchos en la materia, les impide ver que el poder lo puede casi todo y más si hay argumentos sólidos.

De 2010 hasta el 15 de septiembre, los Diputados que circularon por el Congreso del Estado atendieron los intereses morenovallistas sin refunfuñar. No solamente estaban alineados los panistas, sino también priistas, perredistas, panalistas y los naranjitas.

Gozaron de canonjías por aprobar todas las iniciativas de Rafael, aún sin leerlas.

Siendo Gobernador se sintió su mano.

Como ex mandatario se sigue sintiendo, nada más que desde la penumbra dizque para que nadie lo note.

Cualquier oposición le hizo los mandados.

Las dos últimas legislaturas de Puebla fueron vergonzosas. Y mire usted lo que son las cosas: Ninguna de las plumas a sueldo, que hoy arremeten contra el morenismo, se atrevieron a cuestionar la imposición, intolerancia y soberbia, signos dictatoriales.

Ambas fueron controladas por el morenovallismo sin recato ni pudor ni ápice de profesionalismo; nunca sirvieron al pueblo al que juraron representar, simplemente fueron serviles al poder y se beneficiaron con las migaja$ suculentas que les aventaron.

Votaron muchas veces por la afirmativa sin saber de lo que se trataba. El caso era asegurar el bono económico y quedar bien con el “patrón”.

Nunca hubo oposición ni siquiera de mentiritas.

La mayoría se sujetó al “convencimiento” político, la amenaza o el soborno.

Contaditos fueron los Diputados que antepusieron su dignidad y profesionalismo legislativo, finalmente aplastados por la mayoría azul, siendo marginados o castigados por mal portados.

Las circunstancias han cambiado drásticamente.

Los victimarios se han convertido en víctimas.

¿Cómo pueden decir que los Diputados  por el Movimiento de Regeneración Nacional son chantajistas y mentirosos?

El comal le dijo a la olla.

Con el morenovallismo la gente vivió un tormento observando la aprobación de privatización de servicios públicos, de obras ostentosas e inútiles duplicadas en costo; presos políticos, despojos de tierras e inmuebles a quien le viniera en gana; castigo y persecución a Periodistas que se opusieran a sus designios; entrega de Notarías y nombramiento de Magistrados a sus consentidos; creó su propio Partido Compromiso por Puebla, apoderándose del PAN y del PRD.

Las cuentas públicas de Presidentes Municipales fueron el garrote político que manejó con soltura el Órgano de Fiscalización.

¿Cuándo hubo oposición sensata del Poder Legislativo?

Lo que viene es una lucha de grupos cruenta en cualquier escenario.

Esperemos lo que dictamine el TEPJF sobre los comicios de Gobernador, pero, sea cual sea, se vivirá el pandemónium.

directorabcd_reflexiones@yahoo.com.mx

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl