Divide suspensión del aeropuerto en Texcoco

*Califica AMLO de sabia la decisión que arrojó consulta

 

 

*Problema de saturación será resuelto en tres años

 

 

Ciudad de México.- El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció que, conforme a los resultados de la consulta ciudadana concluida ayer, la decisión que se tomará será suspender la construcción del aeropuerto en el Lago de Texcoco y “resolver el problema de la saturación del actual” en menos de tres años.

“La decisión es obedecer el mandato de los ciudadanos, de modo que se van a construir dos pistas en Santa Lucía, se remodelará el actual aeropuerto y se reactivará el de Toluca”, dijo el futuro mandatario.

En un mensaje a medios, López Obrador reiteró que se respetarán los intereses de los empresarios e inversionistas porque hay fondos que respaldan sus compromisos pero sobre todo “el respaldo, el aval y la palabra moral y política” del nuevo gobierno.

En términos económicos, concluyó, el gobierno federal se va a ahorrar con esta decisión “inteligente, sabia de los ciudadanos”, alrededor de 100 mil millones de pesos.

Otro punto a favor de Santa Lucía, dijo, es que “se salva el lago Nabor Carillo y no se va a ahuyentar a los patos, las aves. Ese es un triunfo para el movimiento ambientalista”.

“Esta decisión se toma con respeto absoluto al estado de derecho”, subrayó.

En una tanda de preguntas y respuestas, López Obrador abordó las diferentes lecturas en materia económica y financiera, desestimando riesgos para la economía, e inclusive, confió en que una vez conocido su posicionamiento de hoy, se estabilizarán los movimientos a la baja en el peso.

Aunque admitió que no tenía un cálculo sobre penalizaciones dijo esperar que no se aplicara ninguna con motivo de la cancelación. De hecho, no descartó que las mismas empresas puedan participar en las obras de Santa Lucía.

El futuro mandatario reveló que contaba con un dictamen del gobierno francés que se reservó para no influir en la consulta.

Dicho dictamen se le habría entregado el pasado sábado, durante la visita del Canciller francés Jean-Yves Le Drian, quien lo entregó junto con una carta del presidente Emmanuel Macron.

La reivindicación del ejercicio como uno de “democracia participativa”, fue festinado por López Obrador así como por Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, quien estuvo presente en el mensaje junto con el perfilado jefe de gabinete, Alfonso Romo y el empresario José María Riobóo, a quien destacó como su asesor y del que aseguró no participará en la construcción del nuevo aeropuerto en Santa Lucía.

Tanto el presidente electo como Jiménez Espriú aludieron a la viabilidad técnica que atribuyen a la edificación de las dos pistas en Santa Lucía, e inclusive, adelantaron algunos detalles sobre la construcción de vías de acceso a lo que será la nueva terminal aérea, y, paradójicamente, mencionó el aprovechamiento de otro de los proyectos claves del sexenio que termina como lo es el Tren México-Toluca.

Adicionalmente, criticó que el aeropuerto de Toluca se haya abandonado y actualmente sólo de servicio a 600 mil usuarios cuando su capacidad es de 8 millones, por lo que reactivarán su funcionamiento, para empezar, con una revisión de la Tarifa de Uso Aeroportuario.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl