INSEGURIDAD LACERA A PUEBLA

Miguel Ángel García Muñoz

 

 

 

Queda demostrado, nuevamente, que no es con discursos disuasivos ni persuasivos ni prometedores, como se combate el crimen y la delincuencia en su conjunto.

Tampoco de manera simplista con un cambio de gobierno.

Hace falta voluntad, decencia, vergüenza, profesionalismo, recursos suficientes y administraciones políticas eficientes que dejen de mentir y de atracar al ciudadano en lugar de ir detrás de los delincuentes.

Los asesinatos de estudiantes han aumentado significativamente; los feminicidios crecen en una proporción nunca antes vista y las familias se tienen que conformar con la frase de las “autoridades”: “Condenamos enérgicamente… bla bla bla”.

La corrupción e impunidad lacera a Puebla, mientras el triunfalismo adorna los informes de los gobernantes

Nadie parece asumir su papel, cuando es responsabilidad de los gobiernos estatal y municipal. Es lo que ofrecen en campaña; es el engaño para adjudicarse el poder y después olvidar.

Todos los días hay operativos de mañana, tarde, noche y madrugada, pero no para garantizar seguridad, sino para extorsionar a los automovilistas con el pretexto del alcoholímetro, mientras los municipios, barrios y colonias se encuentran en el olvido.

Se agudiza el “Año de Hidalgo”.

Que no se espanten con los linchamientos, que aunque fuera de la ley, es la “justicia” del pueblo ante el abandono.

Otra vez la BUAP se viste de luto con el asesinato de la estudiante de Criminología de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Ivonne Flores Rey, de apenas 19 años de edad, cayendo a balazos, junto con su hermano Saúl. Ambos trabajaban en sus horas libres en el mini súper Santa Rosa de la colonia antorchista Aquiles Serdán.

Una pandilla de delincuentes atracó el establecimiento. Hubo resistencia, al grado que uno de ellos fue herido, muriendo más tarde.

Esto es resultado de la pobre política panista implementada desde 2010.

Ya ni hablar del huachicol. Es un tema con el que comen y duermen los poblanos. Ya es costumbre y no hay respuesta oficial que satisfaga el mínimo reclamo. La suma de muertos por esta actividad ilegal se ha perdido.

Es una verdad inocultable que el gobierno municipal del PAN morenovallista ha dejado un municipio destrozado no sólo en las finanzas, sino en seguridad pública; sin embargo, no es pretexto para que la nueva administración soslaye lo que tiene que hacer, porque se supone que desde que ganó la elección del 1 de julio se venía preparando para asumir uno de los grandes retos.

Ingrato sería calificar su desempeño en tan poco tiempo, pero tampoco es justo limpiarla de sus yerros en sus obligaciones, que deben estar más allá de las catrinas en día de muertos o de montar una bicicleta como hacía Rafael Moreno Valle cuando inauguraba sus fracasadas ciclopistas.

Como en el fútbol, ¿no me digan que apenas están calentando los funcionarios y Regidores de la Comuna?

Hay indignación universitaria.

Los reclamos de justicia se recrudecen.

¿Dónde está el gobierno estatal y la Fiscalía?

¿Puebla segura?

Frase ridícula que aplaude la ignorancia.

Ahora mismo, el flamante Ayuntamiento local, a través del Secretario de Infraestructura y Servicios Públicos, Israel Román Romano, dice que el Ayuntamiento no cuenta con la capacidad suficiente para brindar el servicio de alumbrado público.

Hubieran pensado en soluciones antes de despachar a su casa a la empresa francesa Citelum.

A la inseguridad hay que agregar una Puebla en penumbras, así se aprovecharán los cirios que enmarcan las cajas de los muertos que deja la delincuencia.

¡Qué desgracia!

directorabcd_reflexiones@yahoo.com.mx

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl