‘Chucky’ y PSV, eliminados de la Champions League

El muro holandés construido por el PSV Eindhoven durante 78 minutos, lo echó abajo un Harry Kane que con dos chispazos en la recta final del encuentro remontó el tanto neerlandés (2-1) y revivió las opciones de los Tottenham de estar en Octavos de Final.

Los tres puntos acercan a los de Mauricio Pochettino a la siguiente ronda, aunque para certificarlo tendrá que visitar al Barcelona en el Camp Nou y recibir al Inter de Milán en Wembley, escenario que apenas resaltó este martes, vacío en la grada y tocado en el césped, aún recuperándose de batallas pasadas.

La tranquilidad que necesitaba el Tottenham para no enredarse de nervios y de la presión acuciante de necesitar la victoria sí o sí se quedó en el túnel de vestuarios y a los Spurs les bastó menos de un minuto para apuntarse otro hándicap.

Los holandeses se lanzaron a un contraataque desde el flanco izquierdo, la defensa londinense despejó a córner y de desató el desastre. Gastón Pereiro agarró el cuero, la impulsó desde la esquina y Luuk de Jong, escoltado por tres defensores, se alzó por encima de ellos y cabeceó fuera el alcance de Paulo Gazzaniga, titular en lugar de Hugo Lloris, expulsado en el anterior encuentro.

El marcador señaló un minuto y 16 segundos cuando la hinchada reunida en Wembley dejó de maldecir al PSV y levantó la mirada buscando cuánto tiempo les quedaba para remontar.

El PSV se encerró atrás, pero como equipo holandés, no vive de repliegues y defensas, y el Tottenham encontró costuras por las que colarse y traspiés que aprovechar.

Deli Alli, a costa de un pobre Kane en la primera mitad, tomó la bandera de líder e hirió en tres cuartos de cancha. Primero, robó en carrera y cedió Erikse, que erró delante de Zoet, con todo a favor, y después fue él el que no supo definir. Toby Alderweireld, también con pasado ‘Ajacied’, le filtró un gran balón desde la defensa y con solo el portero por delante, el meta le sacó una mano abajo frustrando el empate antes del descanso.

El PSV continuó encerrado y en ese escenario no pudo brillar el Chucky Lozano, condenado al ostracismo de cazar una contra.

El asedio era total y las miradas inglesas seguían alzándose buscando un resquicio en el marcador.

El Tottenham se volcó, Gazzaniga, contagiado por el buen momento, evitó el segundo holandés en las botas de Donyell Malen.

El equipo inglés recuperó la pizca de suerte con un Kane que despertó para aparecer  al minuto 78 y poco más de diez minutos después para darle la vuelta a la historia y dejar los tres puntos en Wembley ante un PSV que, con todo y el ingreso de Érick Gutiérrez al 86′, no pudieron reaccionar y evitar la derrota.

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl