Caravana exige saber paradero de sus hijos desaparecidos en 2018

*Se criminaliza injustamente a migrantes de manera uniforme

 

 

** Cerca de cuarenta madres, hermanas o familiares de migrantes desaparecidos arribaron a las oficinas de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes “28 de Octubre”

 

 

 

Alejandra Corona Flores

 

 

“Estamos en México para exigir verdad y  justicia. Queremos saber qué pasó con nuestros hijos”, expresó Catalina López, de Guatemala, una de las integrantes de la XIV Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos 2018, misma que arribó al mercado “Miguel Hidalgo” ubicado en la Ciudad de Puebla.

Por la mañana de este martes, unas cuarenta madres, hermanas o familiares de migrantes desaparecidos, quienes venían de la Ciudad de México, arribaron a las oficinas de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) “28 de Octubre”.

Las decenas de mujeres y hombres que traían las fotografías de sus familiares desaparecidos, colgadas en el cuello, fueron arropadas por varias organizaciones entre ellas, la UPVA; El Taller A.C.; Frente de Solidaridad con las y los Migrantes; Colectiva ADA; Colectivo Opochtli; entre otras.

En su intervención, Catalina, expuso que  estaban en nuestro país para exigir verdad y justicia. “Queremos saber qué paso con nuestros hijos e hijas, necesitamos la solidaridad del pueblo mexicano; no más criminalización a nuestros familiares”.

Desde su perspectiva, las causas por las que salieron sus parientes de su país fueron la pobreza, violencia estructural, criminalización, desalojos, megaproyectos, entre otros.

“Que cada uno de nosotros sea el multiplicador de nuestros derechos humanos en todo el mundo. No más fronteras; no más criminalización. Abajo esas fronteras que dividen al mundo. Todos tenemos derecho a una vida digna”, señaló.

Las madres o familiares  de migrantes desaparecidos refirieron que salieron de sus hogares desde antes del 23 de octubre, pues en  esa fecha estuvieron en la Ciudad de México, pues crearon un manifiesto producto de las reuniones en la Cumbre Mundial de Madres Migrantes Desaparecidas realizada los días 2, 3 y 4 de Noviembre. Ahora, dijeron, se dirigían a Chiapas.

En su intervención, Rita Amador López, la dirigente principal de la UPVA sostuvo que “los migrantes no son el problema, el problema es el imperialismo capitalista”.

Señaló que las Caravanas hacia Estados Unidos por gente de Centroamérica, ilustra dramáticamente que la gente está dispuesta a correr grandes y muy graves peligros, incluyendo la pérdida de la vida, con tal de huir del infierno en que los imperialistas han convertido a sus países.

Conforme a su carácter de instrumento dócil y servil de los imperialistas estadounidenses, cumpliendo su tarea de impedir la llegada de los migrantes a Estados Unidos, -dijo- el Estado mexicano, aún encabezado por Enrique Peña Nieto, pero con el silencio cómplice del nuevo gobierno, con una política base de hostigamiento y agresividad en la atención, está forzando el regreso de varios de ellos a sus países de origen; a los que no se van, los encierra en campos de concentración irónicamente llamados “albergues”; y a los que no se dejan encerrar, los divide en varios grupos y los aterroriza con ataques de la delincuencia organizada y común con cosas  como la “desaparición” de  varios cientos de migrantes.

“Esta vez se realiza la XIV caravana  que es recibida por varios colectivos, para manifestarles nuestra solidaridad y unir nuestras voces a la suya con la postura de: Ni perdón ni olvido, abajo el imperialismo”, finalizó.

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl