Santa María La Alta

** El territorio de Santa María La Alta está siendo transformado por diversas actividades humanas, busca mantener la integridad en un entorno en el que domina la inseguridad, pues está dentro del triángulo rojo

 

Eduardo Gómez Gómez /Conurbaciones

 

A lo largo de nuestro país, hay diversas comunidades que han retado la forma “tradicional” de “hacer”. México. Las poblaciones de varias de ellas se han articulado en la expectativa de lograr transformaciones de impacto local, para sobreponerse a la acción “gubernamental” o del “crimen organizado”, y garantizar su sobrevivencia. En algunas otras, tal vez unos pocos industriosos o innovadores han buscadojalar a toda una comunidad en pos de una opción de desarrollo.

En todo caso, a lo largo del país hay comunidades que están buscando sobreponerse a la condición desastrosa que vive el país como resultado de las políticas gubernamentales que han promovido desde hace décadas la destrucción de la planta productiva nacional(industrial y agropecuaria), el sistema financiero, la cohesión social y que han facilitado la entrega de las materias primas y de fuerza de trabajo a la capital financiero o monopólico, principalmente al extranjero. Y sí, nos referimos a la “entrega” de la misma fuerza de trabajo que hoy presuntamente el presidente de Estados Unidos, en su estrategia de abatimiento de la economía de Estados Unidos, criminaliza y amenaza. Es bien sabido al respecto la contribución que los gobiernos federales, iniciando desde el gobierno de Zedillo, al número de migrantes hacia Estados Unidos.

Ahora bien, entre esas localidades que trabajan contracorriente, hay al menos una localidad en Puebla que está retando incluso la forma tradicional de una comunidad para desarrollar la infraestructura de la comunidad, sea ésta para fines sociales o para infraestructura económica, además de estar extendiendo su actividad económica a lo largo del país y de Centroamérica. Es probable que haya más localidades en el estado, pero en este caso nos referimos a Santa María La Alta, en el Municipio de Tlacotepec de Benito Juárez.

El territorio de Santa María La Alta está siendo transformado por diversas actividades humanas, buscando mantener la integridad de la comunidad en un entorno en el que domina la inseguridad, pues está inmersa dentro del llamado triángulo rojo que se formó en los últimos años.

La localidad de Santa María La Alta, por ejemplo, ha invertido una parte de las remesas provenientes del trabajo de emigrantes de la zona hacia Estados Unidos, de los excedentes de la comercialización de productos a lo largo del país (pues llevan productos de un extremo a otro del país) y de los talentos, habilidades y conocimientos especializados en la conformación de una localidad cohesionada, articulada y regida bajo un interés común en el bienestar de sus habitantes, de los de la región y de los del país. Desde luego, no todos abonan por el mismo afán, pero los resultados son visibles en su territorio y en la expansión que están viviendo.

En coordinación con la Unión de Poblanos en el Exterior (UPEXT), se ha ido formando una visión para la localidad de largo alcance, y con el sentido de conservar: las tradiciones de la región y el patrimonio construido de la localidad, y a su vez proyectarla para los próximos años como un lugar próspero, que sea ejemplo o modelo para seguir y que su legado se mantenga vivo y pueda ser reconocido en 5, 10, 15, 50 y 100 años.

De tal forma, que hoy los integrantes de la localidad trabajan en aplicar experiencias exitosas en su territorio en temas de seguridad, limpia pública, tránsito, imagen urbana, educación, cultura, actividades económicas y desarrollo social, siendo hasta hoy la cooperación comunitaria la base de financiamiento e implementación, en coordinación con la UPEXT.

Adicionalmente, gracias al éxito de esta experiencia tanto en términos colectivos como individuales, los empresarios de la localidad están ya invirtiendo en la instalación de plantas industriales enotros estados de la república (por ejemplo,Jalisco) y en Guatemala, haciendo evidente que su proyecto rebasa el plano local, repercutiendo ya en el país, en Estados Unidos, gracias a la activa participación de la UPEXT, en América Central, y desde luego en cualquier otro lugar en el que encuentren condiciones para su expansión.

eduardo.gomez@hablemosdemetropolis.com

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl