Ejecutan a seis de una misma familia, disputan huachicol en “El Triángulo”

Luis Enrique Quintero/ Colaborador

 

Seis hombres jóvenes pertenecientes a una misma familia, entre ellos un menor de 13 años de edad, fueron ejecutados la madrugada de este domingo por la disputa del tráfico de combustible robado a Pemex en el denominado “triángulo rojo” del huachicol, primordialmente en la región de Palmar de Bravo donde el presidente municipal posee una fortuna estimada en más de cien millones de pesos, según denuncia del gobernador Antonio Gali Fayad.

Los hechos sucedieron durante las primeas horas de ayer en el municipio de San Simón Yehualtepec donde fueron asesinados a balazos Pascual, Miguel, Ángel, Sergio, Lorenzo y Demetrio L., al parecer vecinos de esa comunidad y, presumiblemente, pertenecientes a una banda de chupaductos.

De acuerdo con las primeras investigaciones, la balacera ocurrió en el patio interior de un domicilio particular de la colonia Benito Juárez, donde aparentemente los hoy occisos se encontraban festejando (no se sabe qué) y estaban ingiriendo bebidas alcohólicas cuando fueron sorprendidos por varios sujetos que les dispararon a todos en la cabeza.

Sobre el piso quedaron los cuerpos inertes de los seis jóvenes y junto a ellos una camioneta de color blanco, al parecer propiedad de uno de ellos, en la que probablemente intentaron escapar. Pero hasta el momento no existe mayor información oficial al respecto, sino únicamente que agentes del Ministerio Público acudieron a las diligencias de ley y la policía ministerial trabaja en la búsqueda de los homicidas.

 

ACAUDALADO EDIL

San Simón Yehualtepec colinda con los municipios de Palmar de Bravo, Tecamachalco y Tlacotepec de Benito Juárez, exactamente en el punto más conflictivo por el huachicol, donde las ejecuciones están a la orden del día entre bandas que se disputan tomas clandestinas de los ductos de Pemex y la comercialización del combustible, lo que está dejando cientos de millones de pesos a los chupaductos y hasta una pequeña parte para los pobladores que, sumidos en la misseria, los apoyan y defienden de militares y policías.

Hay que recordar que Palmar de Bravo es gobernado por Pablo Morales Ugalde, acusado por el propio mandatario estatal Antonio Gali, de poseer una fortuna de 56 millones de pesos (se habla de que en realidad son más de cien millones en cuentas bancarias, moteles, edificios y otras propiedades), presuntamente proveniente del crimen organizado, según la propia denuncia del gobernador.

La cosa está que arde por el huachicol en Puebla, pues el número de asesinatos está por llegar a cien, entre ellos los tres agentes ministeriales de la Fiscalía del Estado, levantados en Atzizintla, torturados, ejecutados y abandonados en Maltrata, Veracruz, el pasado 9 de marzo, así como un gran número de calcinados y desaparecidos.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl