La Sierra Negra es “tierra de nadie”; ocho criminales fueron ejecutados

Luis Enrique Quintero

 

La sierra negra del estado de Puebla, especialmente el municipio de Tlacotepec de Benito Juárez, se ha convertido en tierra de nadie donde las balaceras y ejecuciones entre miembros del crimen organizado son cosas de todos los días, pero la zona es tan peligrosa, de difícil acceso y muy lejana a esta capital, que ni si quiera las autoridades cuentan con información exacta.

Una situación similar ocurre en municipios aledaños como Eloxochitlán, Palmar de Bravo y Yehualtepec.

Un recuento extraoficial revela que el pasado fin de semana al menos ocho miembros de bandas que operan en la zona dedicadas al huachicol, concretamente el asalto y robo de pipas que transportan combustible de Pemex, fueron asesinados por grupos rivales que se disputan la plaza, en los límites de Puebla y el estado de Veracruz.

Debido a que no existen información oficial de parte de la Fiscalía General del Estado ni de ninguna otra autoridad, trasciende en medios policiales que la situación está fuera de control en la zona donde impera el pánico entre cientos de familias que están buscando la manera de abandonar el lugar.

Información obtenida por el reportero Fermín García, revela que  en la comunidad El Tepeyac, perteneciente a Eloxochitlán y vecina de Tlacotepec de Porfirio Díaz, se ha reportado el movimiento de camionetas tipo Ford Ranger.

El enfrentamiento fue reportado por la tarde del viernes 7 de junio y ocurrió entre los ocupantes de una camioneta Ford Ranger de doble cabina, color blanco y un automóvil negro, al parecer tipo Mazda, que le cerró el pasó.

En la balacera se reportaron al menos seis muertos en el sitio, incluidos los conductores de ambos vehículos, así como dos heridos más que murieron en el trayecto a las clínicas regionales en donde serían atendidos.

Los hechos no fueron reportados por la Fiscalía General del Estado ni por elementos de la Policía Ministerial a pesar de que éstos sí llegaron al sitio. Versiones de testigos, plantean que los cuerpos pudieron haber sido rescatados por las mismas bandas criminales a las que pertenecían ambos grupos.

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl