Protestan exburócratas por muerte de uno de sus compañeros

** Carecía de servicios médicos al ser uno de los despedidos por RMV

 

Alejandra Corona Flores

Trabajadores despedidos de manera injustificada por el gobierno de Rafael Moreno Valle protestaron este jueves en el Centro Integral de Servicios (CIS), luego de que uno de sus compañeros rescindido, Julio Contreras Tobón, de la Contraloría General del Estado, falleció a consecuencia de la falta de atención médica y depresión.

Este 18 de mayo en el CIS de Angelópolis, arribaron algunos integrantes de la Comisión de Despedidos del Grupo en Digna Resistencia, quienes traían pancartas y lonas que decían: “Gobernador escucha: Si no hay justicia para el pueblo que no haya paz para el gobierno” “Servicio para los enfermos” “Cuántos muertos más” “Mi familia depende de mí”.

En su oportunidad, Marco Manzano de la comisión, refirió que en el 2015, un grupo de aproximadamente 1,500 trabajadores del gobierno del estado y sindicalizados fueron despedidos por “el mal” gobierno de Rafael Moreno Valle.

“Como consecuencia del despido, de la falta de atención médica, del estrés, la depresión que trae para un trabajador de más de 30 años, ayer tuvimos la desgracia del sensible fallecimiento de nuestro compañero y amigo, Julio Contreras Tobón de la Contraloría”, reveló.

Tras realizar un pase de lista de todos los despedidos por el gobierno morenovallista, los inconformes empezaron a gritar: “¡reinstalación!” “¡reinstalación!”. Minutos después le dedicaron un minuto de aplausos a Julio.

En su oportunidad, Martha Domínguez recordó que el pasado domingo todavía su compañero Julio, le dio lectura a un escrito dirigido a Rosalía Barranco, quien funge como secretaria general del sindicato de burócratas.

“En estos 50 años del sindicato, ustedes pasarían a la historia como el peor de todos los comités que han representado a los trabajadores, han sido los más vendidos, agachones, irresponsables con la base trabajadora”, fueron palabras que escribió Julio en voz de Martha.

“Si los compañeros estaban agonizando, ustedes les dieron el tiro de gracia. Me gustaría que me callaran la boca, y dijeran hemos ganado tantas demandas, pero eso no va a pasar porque ustedes no han movido ni un dedo por nadie”.

Los trabajadores despedidos concluyeron su protesta en el Centro Integral de Servicios lanzando el grito, “¡Gobernador, Antonio Gali Fayad, ni un muerto más!” “Ni un muerto más”.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl