“LA FARZA DEL CAMBIO”, ASÍ LO ESCRIBE EL PUEBLO

Miguel Ángel García Muñoz

 

 

No le interesa a Rafael Moreno Valle si su libro se vende, se regala, lo queman o lo tiran a la basura.

Es lo de menos.

El verdadero motivo de presentarlo donde se le ocurre, es justificar el recorrido por las capitales de los Estados del país para que no lo acusen de estar realizando una campaña presidencial anticipada.

Le encanta que le sigan llamando Gobernador de Puebla. No desmiente; el subconsciente no lo puede controlar; lo traiciona.

No tiene ningún respeto por su sucesor.

Irónicamente lo obliga a acudir a eventos panistas a levantar la mano de candidatos del PRD, como sucedió recientemente en Nayarit, no obstante que siempre se ha presentado como un político sin Partido.

Y mire usted: Lejos de lo que cuenta en sus reuniones donde regala la “FARZA DEL CAMBIO”, así lo escribe el pueblo en lugar de “La Fuerza del Cambio”, citando que puede mirar a los ojos a los poblanos porque cumplió y que camina tranquilo por donde sea, es menester señalar que es de los políticos que no se atreve a pisar las calles de Puebla, so pena de ser agredido verbalmente, siendo considerado el peor mandatario de todos los tiempos, apenas igualado por su amigo “guerrerense” Mariano Piña Olaya.

El helicóptero es su casa.

Tiene a su servicio varios helipuertos y una docena de guardaespaldas para que no se le acerquen ni las moscas.

Aparenta que tiene protección divina desde Palacio Nacional, pero a la vez culpa al Presidente Enrique Peña Nieto de ser el responsable del fenómeno huachicolero. Lo mismo hace con el Ejército sin importarle que levante la ira del General Salvador Cienfuegos.

Dice que le es leal al PAN y opera en su contra; deja correr la versión de que le hace el trabajo sucio al PRI, sin embargo, lo golpea cada vez que puede; hay quienes aseguran que le es fiel a Elba Esther Gordillo y que por eso instrumenta la movilización de Maestros de la Sección 36 en el Estado de México, favoreciendo a la Maestra Delfina Gómez y por otra parte, acude a reuniones con Miguel Ángel Mancera y Alejandra Barrales dejando en claro que si le venden la candidatura por una fracción del PRD, la acepta con gusto.

Sus aduladores lo sitúan como un gran estratega político y dan por descontado que será candidato, aunque sea de relleno.

En realidad, por cualquier lado aflora su gusto por la traición.

Rafita le llama pragmatismo.

Yo digo que es cinismo.

¿Quién lo quiere?

¿PAN, PRI, PRD, PANAL, Movimiento Ciudadano, PT, PANAL?

El que sea es bueno.

Muere por obtener fuero.

Sabe que está eliminado de 2018, pero es primordial construir rumbo a 2024 y que la impunidad que impuso como Gobernador pase inadvertida.

Mientras sigue ocupado en convencer a incautos, en Puebla sus libros son quemados sin miramientos.

Hay que ver las gráficas de los burócratas, que despidió por docena, prendiendo fuego a lo que denominan “LA FARZA DEL CAMBIO”. Así lo escribe el pueblo.

directorabcd_reflexiones@yahoo.com.mx

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl