Cesan al director de San Miguel por entregar el penal a Los Zetas

*Además, como ocurre en cualquier Cereso, cobraba cuotas por todo

 

Luis Enrique Quintero/ Colaborador

 

Autoridades del gobierno del Estado de Puebla informaron del cese del director del Penal de San Miguel, Rafael Carvajal Paz, por entregar la operación del reclusorio al sanguinario grupo criminal “Los Zetas”, además de que el funcionario ocultó el homicidio de un empresario y cobraba cuotas por todo, como ocurre en cualquier cárcel del país. Trascendió que este individuo será investigado y podría ser encarcelado por varios delitos graves, aunque hay una versión de que era presionado y amenazado de muerte.

El despido de Carvajal Paz ocurrió por una petición a la Secretaría de Gobernación hecha por Antonio Molina González, director general de Ceresos en el Estado, ante las constantes denuncias de custodios, reclusos y familiares por los abusos, corrupción y, sobre todo, según la misma autoridad, por entregar el manejo del Cereso a Los Zetas, quienes han sembrado el terror al interior de ese centro de “reinserción social”.

La notificación oficial a los supervisores y otros directivos de San Miguel, sobre el cese del funcionario, fue hecha a altas horas de la noche del lunes, noticia que también abarcó el hecho de que Antonio Taboada Pérez será el nuevo director en forma interina, en lo que se buscan a otro servidor público que no sea corrupto, lo que se ve difícil y más aún en ese cargo que es visto como una “mina de oro” ante tanta extorsión.

Información extraoficial indica que Rafael Carvajal entregó el control del penal a Los Zetas, concretamente al grupo de “El Lalo”. Este sujeto no informaba de hechos sangrientos entre los grupos en pugna dentro del reclusorio.

 

OCULTO ASESINATO

Otra de las anomalías de este ex funcionario se registró el 17 de febrero de este año cuando presuntamente fue asesinado el empresario Jaime García Yáñez, quien fue arrojado desde una de las partes más altas del inmueble; sin embargo, el hoy ex director señaló que se había tratado de un suicidio.

García Yáñez estaba preso por el delito de homicidio en agravio de su “amigo” Enrique Hallat Campos, a quien ultimó de un balazo cuando estaban ebrios al salir de una fiesta en la colonia Loma Linda, al sur de la ciudad.

Aparte de todo esto, señalan los custodios, y como sucede en cualquier otra cárcel, Rafael Carvajal cobraba cuotas por todo, desde la venta de protección, hasta renta de aparatos electrónicos, venta de licor y drogas y cuotas por visitas conyugales en cuartos VIP.

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl