Patricio Martínez, la indígena aspirante a la presidencia en 2018

Los pueblos originarios del Congreso Nacional Indígena (CNI) conformaron un Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y eligieron en San Cristóbal de las Casas a la vocera que, en 2018, será su aspirante independiente a la presidencia de México, con el respaldo del EZLN.

María de Jesús Patricio Martínez, mujer indígena nahua de Tuxpan, Jalisco, reconocida por preservar la medicina tradicional y herbolaria, “representará la voz de los pueblos originarios del CIG en el proceso electoral del año 2018”, indicó el Congreso Nacional.

“Ella será quien contenderá por la Presidencia de la República. Ella será quien lleve la voz del Concejo Indígena de Gobierno a todo el país, a todo el mundo. Ella será quien lleve la voz de los pueblos y la sociedad civil. Ella será nosotros, nosotras”, se apunta en la página del Congreso.

Un grupo de 693 delegados, 67 concejales, y 230 delegados zapatistas participaron en la Asamblea Constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno, organismo cuya creación fue acordada desde diciembre pasado.

Uno a uno fueron presentados para rendir protesta los hombres y mujeres que formarán parte del Concejo, de diferentes pueblos y estados del país. Ellos juraron luchar por un “mundo donde quepan todos los mundos”, y no claudicar ni venderse.

La vocera María de Jesús Patricio Martínez será la encargada de “materializar” o portar la palabra del Concejo, regido por siete principios:”Servir y no servirse, construir y no destruir, obedecer y no mandar, proponer y no imponer, convencer y no vencer, bajar y no subir, representar y no suplantar”.

El Concejo, señala el Congreso Nacional Indígena, es la forma en la que los pueblos se organizarán para tomar decisiones, buscando otra forma de hacer política, desde la horizontalidad y con toma de decisiones colectiva.

“No nos confundan, no pretendemos competir con los partidos políticos porque no somos lo mismo, no somos sus palabras mentirosas y perversas. Somos la palabra colectiva de abajo y a la izquierda, esa que sacude al mundo cuando la tierra retiembla con epicentros de autonomía”, apunta el Congreso en su web.

La ley de procedimientos electorales en México establece que, para aspirar a una candidatura independiente a la presidencia, el interesado o interesada debe reunir en 120 días firmas de apoyo que representen el 1% del listado nominal del país, y en el listado debe haber electores de cuando menos 17 estados.

Entre los acuerdos de la Asamblea plenaria Constitutiva del Concejo Indígena, además de la designación de su vocera, está el de que se conforme una comisión jurídica, con asesoría agraria y penal para las comunidades; que el Concejo funcione de forma horizontal, respetando la forma de organización y autonomía de los pueblos; que el Concejo sea vigilante de los derechos de los pueblos, y “que se nombre un parlamento que nos defienda ante los despojos”.

También que el Concejo Indígena de Gobierno “se avoque a la enseñanza de las lenguas originarias”; que el Concejo indígena “sirva para crear vínculos prácticos para transformar al país”; “involucrar a las generaciones futuras, a la juventud y niñez, para que vayan conociendo la ideología, los usos y costumbres”; que el Concejo tome en cuenta los acuerdos de San Andrés, y sean base de una nueva Constitución.

Otros de los acuerdos: rechazo al modelo educativo neoliberal, impulsando una educación alternativa, con enfoque de “descolonización” del pensamiento.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

/HeraldodePuebla
@HeraldoEl